Skip directly to content

Viviendo con una persona que padece una enfermedad mental

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

Cuando un miembro de la familia sufre una enfermedad mental, como la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, un trastorno por ansiedad o esquizofrenia, afecta todos y cada uno de los aspectos de la vida de los miembros de la familia.

Vivir con un familiar que padece una enfermedad mental puede presentar todo un reto.

Es importante desarrollar estrategias que te ayuden a enfrentar los desafíos diarios, las situaciones difíciles que pueden surgir y tus propios sentimientos y emociones.

Te presentamos algunos consejos que podrían ser útiles:

Cuídate[1]

Una persona no puede cuidar a otra si no se cuida uno mismo. Procura dormir bien, reducir el estrés, hacer ejercicio, dedicar tiempo a tuspropios intereses y socializar. Aprende a reconocer los síntomas de estrés en ti mismo, y toma medidas cuanto antes para reponerte física y mentalmente. Crea un espacio para darte un momento para ti, donde puedas estar solo cuando necesitas un descanso.

Establece límites

Para asegurar que tú, la persona con una enfermedad mental y los demás miembros de la familia se sientan a gusto en la casa, establezcan juntos límites de comportamientos y acciones que llevarán a cabo como familia. Éstos deben incluir temas como ruido después de cierta hora, tener invitados durante la noche o si se permite el alcohol en el hogar. Comunícalos claramente a los involucrados, y estén preparados para tomar medidas si no se siguen.

Prepárate para tomar la iniciativa

Por supuesto, uno siempre quiere lo mejor para su ser querido. Para lograrlo, es importante preveer y ser proactivo acerca de las situaciones que pueden causarte estrés a ti y todos los demás en tu hogar.

Una forma de hacerlo es desarrollar estrategias que les permitan hacer frente si una situación estresante dispara un momento difícil - como por ejemplo un cambio de vida o cambios en la rutina u horarios.

Identifica tus redes de apoyo 1

Es natural sentirse solo y abrumado, trata de no aislarte:

Aprovecha el apoyo con el que cuentas– las organizaciones de pacientes y cuidadores son buenos lugares para empezar.

Reconoce tus sentimientos y apóyate en una persona de confianza.Reúnete con un grupo de apoyo o con otra familia que esté viviendo una situación similar, en caso necesario, asiste  a una terapia.

Los libros y recursos en línea también son fuentes útiles de apoyo e información.

Escribe un diario te ayudará a desahogar tus pensamientos y sentimientos.

No sientas que tú tienes que hacerlo todo. Identifica el nivel de apoyo que puedes de brindar, y pide ayuda en aquéllas tareas que tú no puedes llevar a cabo.

Busca formas para que tu familiar sea autosuficiente e independiente- esto les ayudará a ambos a llevar una vida más sana.

References

Canadian Mental Health Association, Grieving, website


[1]Canadian Mental Health Association, Grieving  http://www.cmha.ca/mental_health/grieving/

 

Calificar: 
Average: 5 (1 vote)