Skip directly to content

Sobreviviendo la muerte de un ser querido

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

La pérdida puede ser una experiencia abrumadora, pero tú puedes encontrar la fuerza para hacerle frente.

Todos experimentamos dolor por diversas razones – la pérdida de un trabajo, el fin de una relación, la pérdida de una mascota - pero cuando se trata de la muerte de un ser querido, el dolor puede ser muy intenso, desconcertante e incluso aterrador. Parece que la experiencia pone a temblar todo nuestro mundo, ayuda saber que el dolor es natural - e incluso saludable - cuando encontramos la fuerza para manejarlo de forma adecuada.

¿Qué pasa?

Generalmente pensamos que el duelo ocurre en etapas, pero no es una experiencia ordenada y predecible. En realidad es una mezcla de sentimientos y pensamientos que te pueden traer saltando de aquí para allá de una etapa a otra, entre altas y bajas emocionales que, por momentos, pueden ser aterradoras.

De acuerdo con algunas Asociaciones de Salud Mental,[1] las etapas son:

·           Etapa I  Adormecimiento o Shock.Esto puede implicar una sensación de irrealidad y de estar perdido, como si estuvieras viviendo en un mal sueño. En casos extremos, puedes sentir como si te estuvieras volviendo loco.

·           Etapa II Desorganización.Después del shock inicial, comenzarás a experimentar un torrente de emociones que pueden incluir tristeza, enojo, falta de concentración, pérdida de interés y motivación, miedo, culpa, negación, depresión, remordimiento y añoranza. Inclusive puedes comenzar a cuestionarte tus opciones de vida, tus creencias religiosas, tus relaciones y tu futuro. Este torbellino emocional es normal y necesario para que te permita atravesar por tu dolor.

·           Etapa III Reorganización. En este punto, las peores partes de tu aflicción habrán disminuido y serás capaz de empezar a adaptarte a tu nueva vida sin la persona que has perdido. Ahora puedes concentrarte en tu vida y disfrutar nuevamente de momentos de felicidad, aún cuando piensas en el  ser querido que perdiste.

Al atravesar por estas etapas - a tu propio ritmo - encontrarás una nueva normalidad para ti, en la que podrás encontrar nuevas relaciones y actividades.

Ya que el duelo es un área que se está estudiando continuamente, existen formas diferentes de ver cómo una persona pasa por el proceso de duelo. Dos ejemplos son las Seis Rs de ThereseRando y las Tareas del Duelo de William Worden - en general, ambos proponen ir desde el reconocimiento de la pérdida hasta seguir adelante con la vida sin olvidar a la persona que murió.

Los signos físicos [2]

Además de la experiencia emocional, también tendrás manifestaciones físicas como:

·           hipertensión

·           aumento del ritmo cardíaco

·           insomnio

·           fatiga extrema

·           falta de aliento

·           pérdida de apetito

Recuerda que debes prestar atención a tu cuerpo y a los síntomas del duelo. No dudes en hablar con tu médico si los síntomas persisten o empeoran.

También es importante que sepas que siestás en medio del duelo, puede parecer que toda esta agitación no terminará nunca. Pero lo hará y tú puedes salir de ella.

Qué puedes hacer:

No hay una línea de tiempo para tratar el sufrimiento; todos somos diferentes en nuestras reacciones y habilidades para afrontarlo. Puedes experimentar los síntomas de las dos primeras etapas durante semanas o meses, e incluso años. Pero hay cosas que puedes hacer para ayudar a manejar el dolor y disminuir la intensidad y duración de los efectos más graves: 2

·           Expresa tus sentimientos abiertamente.Llora cuando lo necesites. No te sientas avergonzado de cómo te sientes. Aún el enojo puede ser parte del proceso y mostrar enojo no significa que no estás experimentando el duelo.

·           No trates de dejar atrás la pérdida de forma rápida.Date tiempo para sentir la pena y para poner en orden la confusión de emociones y pensamientos. Necesitas pasar por el proceso del duelo, y éste no tiene límite de tiempo.

·           Pasa tiempo con tus seres queridos. Permite que tus familiares y amigos te ayuden a enfrentar  la pérdida.

·           Acepta que las cosas han cambiado para siempre.A veces puede ser difícil, pero trata de reconocer que, en última instancia, tienes que adaptarte a los cambios. Y aunque puede ser que nunca superes la pérdida por completo, encontrarás una nueva normalidad.[3]

·           Si tienes problemas para expresarte con los demás, escribe un diario.Esto puede ayudarte a hacer frente a los sentimientos y pensamientos acumulados.

·           Pon atención a tu salud - incluyendo tu nivel de estrés. Haz todo lo que puedas para mantener una dieta sana y alguna actividad física, aún si es tan solo caminatas cortas. Y sé proactivo en lo que se refiere al manejo del estrés.

·           Ayuda a otros que están en duelo. Anima a los demás miembros de la familia y amigos a hablar abiertamente sobre sus sentimientos. De esta manera, pueden intercambiar experiencias y encontrar apoyo mutuo.

·           Date tiempo para despejar tu mente.No tomes decisiones de vida importantes en las semanas o incluso meses después de tu pérdida.

·           Celebra la vida de la persona que murió.Revive tus recuerdos de él o ella en privado, o incluso puedes organizar una reunión familiar especial una vez que todos hayan pasado la peor parte del dolor.

·           Si conoces a alguien que está pasando por un proceso de duelo, toma en cuenta estos consejos al ofrecerle tu apoyo. También recuerda que cada uno de nosotros vive el duelo de forma diferente, así que ayúdales con su proceso de duelo escuchándolos y apoyándolos en vez de tratar de "animarlos" o ayudarles a "salir de él".

Obteniendo la ayuda que necesitas

Tú puedes hacerlo.Tú puedes hacer frente, manejar, y sobrevivir al dolor asociado con la pérdida de un ser querido, pero no puedes hacerlo solo -  necesitas de la familia y de los amigos, tal vez de un grupo de apoyo o terapia. Sólo recuerda que puede ser difícil saber la diferencia entre el dolor "normal" y una depresión grave, así que habla con tu médico para recibir orientación.

Referencias

Asociación Canadiense de Salud Mental, Duelo,sitio web

HELPGUIDE.org, Manejar el Dolor y la Pérdida,sitio web

PsychCentral, Duelo, sanación y el mito de de-uno-a-dos años,http://psychcentral.com/lib/2006/grief-healing-and-the-one-to-two-year-m...

 

[1]Asociación Canadiense de Salud Mental, Duelo http://www.cmha.ca/mental_health/grieving/

[2]HELPGUIDE.org, Manejar el Dolor y la Pérdidahttp://helpguide.org/mental/grief_loss.htm

[3]PsychCentral, Duelo, sanación y el mito de de-uno-a-dos años

http://psychcentral.com/lib/2006/grief-healing-and-the-one-to-two-year-m...

Calificar: 
Average: 5 (2 votes)