Skip directly to content

Los beneficios de una buena postura

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

Una buena postura es pieza clave para la buena salud porque ayuda a la respiración, mejora la circulación, aumenta la energía y movilidad con mayor facilidad. 

¿Qué significa tener una buena postura? En términos generales, la postura correcta significa que las tres curvas naturales de tu espalda - en el cuello, parte superior de la espalda y zona lumbar – están alineadas.

Una buena postura significa no encorvarse, pero tampoco estar demasiado derecho (al estilo militar).

Comprueba tu postura

  • Párate de frente al espejo. Tus hombros, las caderas y las rodillas deben estar alineados y la cabeza debe estar recta, no inclinada o volteada.
  • Párate de lado al espejo. Imagina una línea que atraviesa tu oreja, el hombro, la cadera, la rodilla y tobillo, ésta debe ser una línea vertical, pero deberás ver las tres curvas naturales de tu columna vertebral.

Consejos para una buena postura:

  • Párate derecho. Adquiere el hábito de revisar tu postura y corregirla cuando sea necesario. Los hombros deben estar en línea con las orejas (no caídas hacia adelante o echadas para atrás), la barbilla debe estar paralela al suelo, y tu estomago debe estar plano.
  • Duerme bien. Asegúrate que tu colchón sea firme y usa una almohada que mantenga la curva natural del cuello.
  • Siéntate usando algún apoyo. Ajusta tu silla de trabajo para que tus pies estén bien apoyados en el suelo, con las rodillas dobladas en un ángulo de 90°. Asegúrate que laparte inferior de la espalda esté apoyada en el respaldo de la silla. Puede ser necesario que uses una toalla enrollada o un soporte lumbar especial.
  • Fortalece tus abdominales. Para adquirir una postura mejor. Intenta este ejercicio en cualquier lugar: centra tu atención en la parte inferior de tu abdomen, mete tu ombligo hacia la columna e imagina que lo jalas hacia arriba. Mantén la posición durante 10 segundos. Repite el ejercicio cinco veces de tres a cuatro veces por día
  • Muévete. Evita estar sentado o de pie por mucho tiempo en la misma postura. Muévete y estírate por lo menos cada 30-45 minutos.1
  • Mantente fuerte. Los músculos débiles proporcionan poco soporte para tu cuerpo. Trata de seguir un plan de ejercicio que incluya movimientos para fortalecer las piernas, los abdominales y la espalda.
  • Rompe los malos hábitos. Trata de evitar acciones que crean desalineación o tensión en el cuerpo, tales como llevar un bolso pesado al hombro, sostener el teléfono entre la oreja y el hombro, o cargar a tu hijo de un solo lado.

 Referencias

•American Physical Therapy Association, The Secret of Good Posture

•The Canadian Chiropractic Association, Posture perfect, http://www.chiropracticcanada.ca/en-us/backs-and-health/back-care-tips/h...


[1]The Canadian Chiropractic Association, Posture perfect, http://www.chiropracticcanada.ca/en-us/backs-and-health/back-care-tips/h...

Calificar: 
Average: 3.6 (9 votes)