Skip directly to content

Historia de Pfizer

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

Calificar: 
Average: 4.1 (10 votes)

Fundada en 1849 en Brooklyn, Nueva York, por los primos Charles Pfizer y Charles Erhart, Pfizer es la compañía biofarmacéutica líder en el mundo.

Nuestra empresa se ha dedicado a desarrollar nuevas y mejores formas de prevenir y tratar  enfermedades así como mejorar la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo.

Lo invitamos a explorar esta rica historia con el fin de que conozca cómo nuestra empresa ha evolucionado continuamente para estar a la altura de las necesidades y las expectativas de las partes interesadas y la sociedad como un todo.

1849. El inicio

 

En 1849, los primos Charles Pfizer y Charles Erhart emigraron de Ludwigsburg, Alemania a Estados Unidos para fundar en Brooklyn, Nueva York, una empresa química: Charles Pfizer & Company. La compañía inició produciendo químicos de especialidad que no se producían en ningún otro sitio del continente, lo que le dio una ventaja competitiva  frente a las costosas importaciones.

El primer avance de los fundadores fue un tratamiento médico contra los parásitos.  Extrajeron una sustancia neutra, cristalizable, incolora, amarga y acre de una planta conocida como santónico utilizada para matar o expulsar a las lombrices intestinales. El medicamento resultó efectivo, pero su sabor era muy amargo. Para hacerlo más agradable al paladar lo mezclaron con saborizante de almendras y melaza y le dieron la forma de un dulce. El producto fue un éxito inmediato. En los siguientes 10 años, la compañía produjo más de una docena de químicos y preparaciones médicas, incluyendo bórax, alcanfor y yodo.

1880. Toma de riesgos ante nuevos desafíos

Pfizer creció y se diversificó durante la última mitad del siglo XIX. Ganó prestigio por sus productos de alta calidad; por sus proezas técnicas, su confiabilidad y su enfoque en el cliente.

Durante décadas, el producto más popular de Pfizer fue el ácido cítrico procesado a partir del jugo de limones, limas y naranjas agrias,  utilizado no solo para medicamentos sino también para alimentos, bebidas no alcohólicas, líquidos limpiadores y procesos industriales. Hasta 1880, la mayoría de las materias primas se importaban de Italia pero,  la inestabilidad política y el clima impredecible, llevaron dicho producto a extremas fluctuaciones de precios y a un abasto poco confiable. Cuando estalló la primera Guerra Mundial en 1914, las importaciones italianas cesaron completamente y Pfizer buscó otras fuentes de abastecimiento. Con la expansión de la actividad económica hacia el oeste de los Estados Unidos, Pfizer abrió nuevas oficinas y un almacén en Chicago.

1917. Producción masiva del ácido cítrico vía fermentación

En  1917 el Dr. James Curie se unió a Pfizer, iniciándose una nueva era. Como químico en alimentos del gobierno, Curie estudió la fermentación en la elaboración de quesos y descubrió que uno de los subproductos era el ácido cítrico. Otros científicos habían observado este hecho décadas antes, pero no se dieron cuenta de su potencial. Curie comenzó una serie de experimentos de fermentación usando azúcar y moho de pan y logró producir pequeñas cantidades de ácido cítrico crudo. Sin embargo, manufacturar grandes cantidades de la sustancia fue un desafío.

En Pfizer, Curie y su asistente Jasper Kane, trabajaron en mejorar el procedimiento a través del desarrollo del proceso conocido como SUCIAC (Conversión del Azúcar en Ácido Cítrico, -por sus siglas en inglés). La compañía apostó  a ese procesamiento,  asumiendo un riesgo calculado y cambiando sus instalaciones aún rentables de bórax y ácido bórico a SUCIAC. Con el tiempo, la producción de SUCIAC comenzó a superar la extracción convencional de productos cítricos. En 1929, Pfizer ya no necesitó producto cítrico importado. Y es cuando Kane participó en el desarrollo de un nuevo método de fermentación en tanques profundos, usando melaza en vez de azúcar refinada como materia prima y fue así como se reveló el secreto para la producción a gran escala de la penicilina.

1928: El moho que cambió al mundo

En 1928, año en que Charles Pfizer & Company  celebró su 75 aniversario, Alexander Fleming descubrió la penicilina.

A lo largo de más de tres millones de años, la raza humana había luchado sin éxito contra los microbios. El tifus, la influenza y otras enfermedades infecciosas  provocaron muerte y sufrimiento. Finalmente, en 1928, el descubrimiento de Fleming marcó el inicio de la medicina modera al  ofrecer una esperanza real para contrarrestar las infecciones.  Fleming descubrió que un hongo, posteriormente identificado como penicillium notatun, producía una sustancia que inhibía el crecimiento de una bacteria patógena que estaba estudiando. El hongo que había aparecido accidentalmente en uno de sus cultivos de staphilococcus aureus comenzó a destruir la bacteria. Fleming comprobó que la sustancia antibacteriana, a la cual denominó penicilina, era producida por este hongo, el cual liberaba la sustancia,  en el líquido circundante (el caldo del cultivo),..Fleming sabía que este descubrimiento podía tener un profundo valor médico, pero no podía producir suficiente penicilina para hacerla útil en la práctica médica. Entonces el hallazgo quedó como una mera curiosidad de laboratorio.

Una década después, científicos  de la Universidad de Oxford, Inglaterra,  redescubrieron el trabajo de Fleming. Contaban, para ese momento,  con la evidencia creciente del poder de la penicilina y buscaron ayuda en Norteamérica,  dado que las compañías británicas estaban involucradas de lleno en los esfuerzos bélicos de la Segunda Guerra Mundial.

Fue gracias a los métodos de producción masiva desarrollados por Pfizer a lo largo de sus 75 años de historia, que la penicilina se logró producir en gran escala, justo a tiempo para salvar incontables vidas durante la Segunda Guerra Mundial.

1941.  El reto de la producción masiva de la penicilina

John Davenport y Gordon Cragwall, colaboradores de Pfizer, conocieron los beneficios de la penicilina a partir de investigaciones hechas en la Universidad de Columbia,  inspiradas en el trabajo de científicos británicos. Estos estudios revelaron datos claros sobre el impacto de la penicilina en el manejo efectivo de las infecciones.

En 1941, Pfizer respondió al llamado del Gobierno de Estados Unidos para acelerar la fabricación de la penicilina, “medicamento maravilla del mundo”. La compañía inició experimentos de fermentación junto con el equipo de la Universidad de Columbia. Durante los siguientes tres años,  Pfizer consagró su energía a la producción de penicilina, asumiendo con ello enormes riesgos pues la sustancia era altamente inestable y las producciones iniciales fueron desalentadoramente bajas. Pfizer estaba decidida [LO1] a no cejar hasta lograr la producción masiva del nuevo medicamento.

1942. Penicilina vía fermentación

En el verano de 1942, Jasper Kane, científico de Pfizer, sugirió un enfoque radicalmente diferente para producir penicilina en grandes volúmenes. Propuso que la compañía  usara los mismos métodos de fermentación en tanques profundos que habían sido perfeccionados para producir ácido cítrico. Esta propuesta ponía en riesgo a la empresa porque implicaba reducir la producción de ácido cítrico y otros productos ya consolidados en el mercado.

En un pequeño cuarto de la planta de Brooklyn, los directores administrativos de Pfizer se reunieron para evaluar las opciones. Decidieron invertir millones de dólares.  Dispusieron de sus propios capitales como accionistas de la compañía para comprar el equipo y habilitar las instalaciones necesarias para la fermentación en tanques profundos. Pfizer adquirió una planta de hielo y los empleados trabajaron tiempo completo para convertir y perfeccionar el complejo proceso de producción. La nueva instalación quedó lista y funcionando en sólo cuatro meses y en poco tiempo Pfizer estaba produciendo cinco veces más penicilina de lo originalmente planeado. 

 

1950.  El primer antibiótico descubierto y desarrollado por Pfizer

La oxitetraciclina fue el primer producto descubierto y desarrollado exclusivamente por científicos de Pfizer. Una semana antes de que se obtuviera la patente de este antibiótico producido a partir de técnicas de filtración de tierra, el Director General Ejecutivo de Pfizer, John Smith, desde su lecho de muerte, aconsejó a su sucesor John McKeen: "no cometas el error que cometimos con la penicilina al dársela a vender a otras compañías. Vendamos nosotros mismos este nuevo antibiótico. Entremos al negocio farmacéutico".

La nueva administración de Pfizer siguió el consejo de Smith. El 15 de marzo de 1950, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EUA (la FDA) aprobó la oxitetraciclina; ocho vendedores de Pfizer especialmente entrenados para la venta de este medicamento estaban esperando la noticia  en las casetas de teléfonos públicos,  listos para surtir el producto a los mayoristas y para educar a los médicos sobre este primer producto farmacéutico propiedad de Pfizer. De esta forma, la empresa se convirtió en la vanguardia de una organización de ventas y comercialización que llegaría a reconocerse como la mejor en la industria. Con el primer fármaco vendido, la oxitetraciclina, en los Estados Unidos,  propiedad absoluta de la empresa Pfizer se catapultó   como la empresa número uno en el mundo.

Desde el descubrimiento de la producción de penicilina, hace más de 50 años, la compañía ha sido líder en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de medicamentos contra las infecciones.

John Smith dejó como legado  el negocio farmacéutico; John McKeen y Jack Powers fueron los empresarios visionarios por ser los iniciadores de la nueva mercadotencia para que Pfizer se convirtiera en una empresa global. A partir de una red de agentes de ventas que en los años 50 operaba en unos cuantos países, Pfizer empezó a establecer oficinas, subsidiarias y sociedades en todo el mundo. Con un creciente portafolio de productos innovadores, Pfizer pronto se convirtió en una empresa internacional. Su éxito se construyó sobre los mismos elementos que hoy la impulsan: perspicacia para los negocios, competitividad y un implacable empuje para investigar y desarrollar productos que hacen una diferencia en la salud de los pacientes en todo el mundo.

1960: Crecimiento con investigación

La compañía mostró su creciente compromiso con la investigación al inaugurar sus laboratorios de investigación en Groton, Connecticut.

 La segunda mitad del siglo XX fue una era de avances sin precedentes en el campo del descubrimiento médico y Pfizer hizo contribuciones importantes a través del desarrollo de medicamentos vanguardistas. Con el estímulo de los ingresos generados y bajo la guía de su Presidente y Director General, Edmund T. Pratt, Jr., Pfizer se comprometió durante los años 70 a invertir en investigación a largo plazo.

Para entonces Pfizer contaba ya con plantas en Cuba, Inglaterra, India, México y Puerto Rico.

1970: Creatividad e innovación

Durante estos años, Pfizer continuó desarrollando y comercializando nuevos productos farmacéuticos. Después de los novedosos antibióticos vinieron medicamentos para tratar la artritis, la diabetes, la depresión, las enfermedades cardiacas, las infecciones micóticas y otros padecimientos. Estos desarrollos, aunados a una comercialización de punta, provocaron que  Pfizer ganara la reputación de ser una empresa creativa e innovadora.

En 1970, en los laboratorios de Sandwich, en Inglaterra, se inició la investigación del fluconazol y el amlodipino que veinte años después se convertirían en medicamentos mundialmente reconocidos.

Edmund Pratt, Jr., tomó la decisión de invertir  entre el 15 y el 20 por ciento de las ventas de Pfizer en investigación y en redireccionar la estrategia basada en metodologías de la fermentación a la de químicos orgánicos sintéticos como fuente potencial de nuevos medicamentos. Por otra parte, el uso de equipos interdisciplinarios alentó el intercambio de ideas, potenciando los alcances de la investigación. Pratt dirigió también la batalla a favor de políticas públicas que fomentaran la asignación de recursos públicos y privados a la investigación y desarrollo. Reconoció que la protección de patentes sería crucial para el futuro de Pfizer y para la innovación a nivel global. Pratt se convirtió así, en uno de los pioneros de los derechos de la propiedad intelectual.

1980: Tamiz de alta resolución

En esta década, Piroxicam se convirtió en el medicamento más vendido del área terapéutica de antiinflamatoriosy, la división de Agricultura Pfizer se convirtió en Pfizer Salud Animal. William C Steere Jr. fue nombrado Presidente y Director General de la compañía.

Durante los años ochenta, los investigadores de Pfizer desarrollaron un proceso automatizado para acelerar la depuración de agentes contra el cáncer. Conocida como tamiz de alta resolución, esta nueva tecnología utilizó computadoras y sistemas de robótica para graduar rápidamente el desarrollo de estos compuestos. 

Hoy, el sistema de tamiz de alta resolución de Pfizer es capaz de depurar en una sola semana cientos de miles de compuestos químicos para contrarrestar una enfermedad objetivo así como  de mejorar dramáticamente las posibilidades de lograr avances para el desarrollo de un nuevo.

1990: Enfocados en la innovación

William C. Steere Jr., tomó el mando de la compañía a principios de la década de los 90 convencido que la clave era el enfoque en la innovación y la calidad, respaldados en el empuje tradicional de Pfizer. El compromiso total con la innovación médica significó deshacerse de quince negocios, incluyendo la división de ácido cítrico que fuera fundamental para los primeros éxitos de la compañía y que ahora no estaban en línea con esta estrategia. Al mismo tiempo, Pfizer realizó mayores inversiones en áreas que complementaban su plan global, incluyendo la compra, en 1995, de los negocios de Salud Animal de Smith Kline Beecham, la adquisición más grande en la historia de Pfizer y una audaz reafirmación de su compromiso por ser uno de los proveedores más importantes del mundo de medicamentos innovadores para animales de compañía y ganado.

En esta década también se lanza fluconazol, un potente antimicótico, en los Estados Unidos y en 15 países más. Originalmente aprobado para tratar las infecciones micóticas generalizadas, en 1994 se redirecciona en los EE. UU., es usada para tratar la candidiasis vaginal. De esta manera, Pfizer se  posicionó como una de las compañías más admiradas del mundo, enfocada en la investigación y el desarrollo de productos farmacéuticos innovadores para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas  así como de los animales de compañía y el ganado.

En 1998, la lista de medicamentos destacados de Pfizer aumentó con el lanzamiento de un revolucionario tratamiento para la disfunción eréctil. En esta área terapéutica, [a1] Pfizer invirtió más de $3.3 mil millones de dólares en investigación y desarrollo.La revista Business Week publicó: “El liderazgo [LO2] de Steere en Pfizer Inc. se ha centrado en evitar modas pasajeras.  En una época – finales de los 80 y principio de los 90 - en la que un gran número de gigantes de la industria se dedicaron a realizar fusiones, Steere continuó invirtiendo miles de millones de dólares en el desarrollo de nuevos medicamentos y en la consolidación de su fuerza de ventas,  inversiones que por años no redituaron y fueron motivo de burla entre los analistas.

Pfizer se enfocó en el descubrimiento y el desarrollo de medicamentos que representaron  avances médicos significativos: Bajo la promesa de que los nuevos medicamentos fueran los primeros o los mejores en su clase terapéutica y con el compromiso de mantener activa la investigación (que había ocasionado tantas críticas), la empresa produjo medicamentos que rápidamente se convirtieron en los líderes de su categoría.

2000

Pfizer Inc. y Warner-Lambert  (empresa de productos farmacéuticos de venta en mostrador) OTC, , se fusionaron. La unión convirtió a Pfizer Inc. en la compañía farmacéutica número uno en el mundo con capacidad de ofrecer productos innovadores en todas las áreas terapéuticas.

Pfizer Inc. y el Ministerio de Salud de África del Sur firmaron un acuerdo para proporcionar tratamientos a los pacientes con infecciones fúngicas relacionadas con el SIDA. Y es así como Pfizer Inc. inauguró el edificio más grande del mundo,  dedicado al descubrimiento de nuevos medicamentos para la salud humana y animal en su Campus de investigación de Groton, Connecticut, en los Estados Unidos.

2001

El 1 de enero, William C. Steere Jr. anunció su retiro como Presidente de Pfizer Inc. y Henry A. McKinnell, Jr. es nombrado Presidente y Consejero Delegado de la farmacéutica.

En junio, McKinnell anunció una nueva misión para Pfizer, la farmacéutica debería convertirse en la empresa mejor posicionada en el rubro de “opinión” por sus pacientes, clientes, colegas, inversionistas, socios comerciales, así como por las comunidades en cuyo seno realizaba sus actividades. En julio, anunció su compromiso de financiar la construcción de un centro regional de capacitación en el Campus de la Universidad de Makerere en Kampala, Uganda, en el marco de la Alianza Académica para la Prevención y Atención del SIDA.

En ese mismo año Pfizer desarrolló un tratamiento para combatir la esquizofrenia.

2002

Pfizer se convirtió en la primera empresa farmacéutica de los Estados Unidos y la número uno de las 10 mejores empresas cotizadas en la Bolsa de Valores de Nueva York al sumarse al Pacto Mundial de la ONU, esta situación ocasionó que la empresa se comprometiera con la promoción de las buenas prácticas de ciudadanía corporativa y con el fomento de alianzas entre empresas, organismos de la ONU, organizaciones de la sociedad civil (OSC), sindicatos e instituciones académicas.

Pfizer invirtió 7.1 mil millones de dólares en Investigación y Desarrollo y lanzó un medicamento oral e intravenoso, antimicótico, indicado para el tratamiento de infecciones fúngicas severas.

La Fundación Pfizer anunció el lanzamiento de una iniciativa de tres años para apoyar el desarrollo de estrategias para la lucha sostenible  contra el VIH / SIDA en los países en vías en desarrollo.

Hank McKinnell anunció el programa “Global Health Fellows” (Becarios para la Salud Global) en la Conferencia Mundial del SIDA en Barcelona, donde hizo un llamado a la acción para que los colegas de Pfizer se ofrecieran como voluntarios, por un período máximo de seis meses,  en proyectos para combatir el VIH / SIDA en los países en vías de desarrollo. En 2003, los primeros 18 becarios emprendieron  esta misión.

2003

El 16 de abril, Pfizer y la Corporación Pharmacia unieron operaciones, forjando así una de las compañías farmacéuticas de más rápido crecimiento en el mundo con un presupuesto para Investigación y Desarrollo de US $ 7. 1 mil millones de dólares.

Pfizer desarrolló un tratamiento para combatir la migraña.

2004

Dow Jones seleccionó a Pfizer para ser incluida en el Dow Jones Industrial Average, (el barómetro bursátil más prestigiado del mundo).

Pfizer desarrolló tratamientos para combatir enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y el colesterol elevado.

2005

Pfizer Inc. desarrolló el primer tratamiento aprobado por la Agencia de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (. FDA) para combatir dos formas de dolor neuropático asociadas con 3 tipos de diabetes.

 2006

Los nuevos desarrollos de Pfizer Incluyeron

  • Un inhibidor oral para tratar a pacientes con carcinoma metastásico de células renales, cáncer de riñón avanzado y tumores del estroma gastrointestinal después del desarrollo de la enfermedad.
  • Una terapia médica para combatir infecciones graves causadas por cándida, un hongo tipo levadura, en pacientes hospitalizados o en pacientes con sistemas inmunes comprometidos
  • Un tratamiento para combatir la adicción al tabaco

En julio, el Consejo de Administración nombró a Jeffrey B. Kindler como Director Ejecutivo y Consejero Delegado en sustitución de Hank McKinnell, quien fungió como Presidente de la Junta de Accionistas hasta su jubilación en febrero de 2007.

2007

Pfizer desarrolló el primero de una nueva serie de tratamientos orales contra el SIDA para impedir la entrada del virus en los leucocitos, , reduciendo significativamente la carga viral y el aumento de las de células contagiadas en pacientes afectados por un tipo específico de VIH.

Pfizer lanzó un sitio web para proporcionar información actualizada sobre el comportamiento de sus medicamentos – seguridad, eficacia y uso óptimo - en el mercado de los Estados Unidos. Esta iniciativa fue la primera en su tipo por parte de una compañía farmacéutica.

Para hacer frente a las brechas críticas en el tratamiento y educación sobre la malaria, Pfizer anunció el lanzamiento de su programa “Movilizándonos contra la Malaria” (“Mobilize Against Malaria”).

2008

Jeff Kindler anunció la creación de pequeñas unidades de negocio estructuradas para responder de manera ágil a las necesidades cambiantes de médicos, pacientes y clientes.

Pfizer lanzó la Unidad Global de Medicina Regenerativa para estudiar la biología de las células madre  como detonadoras de una nueva generación de medicamentos regenerativos con posibilidades de prevenir discapacidades, reparar órganos defectuosos y combatir enfermedades degenerativas.

Grameen Health, asociada de Grameen Bank, organización pionera de microfinanzas en Bangladesh,  que compartió el Premio Nobel de la Paz en 2006 por su trabajo para mitigar la pobreza, se alió con Pfizer para identificar modelos sustentables de acceso a la salud para países en desarrollo.

Pfizer firmó un acuerdo con la biofarmacéutica Medivation para desarrollar un fármaco, en proceso de investigación, para combatir el Alzheimer y el Mal de Huntington.

2009

El 15 de octubre Pfizer adquirió Wyeth, creando una compañía con una amplia gama de productos y terapias que cubrirían todas las etapas de vida de los pacientes.

Pfizer realizó una serie de movimientos estratégicos para fortalecer la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, para mejorar su estructura comercial y para reposicionarse en áreas estratégicas.

Pfizer creó dos organizaciones de investigación distintas: Pharma Therapeutics Research & Development Group, enfocada en el descubrimiento de moléculas pequeñas y modalidades relacionadas, y la BioTherapeutics Research & Development, concentrada en la investigación de moléculas de gran tamaño, incluyendo vacunas.

Pfizer logró acuerdos importantes con dos compañías farmacéuticas de la India - Claris Lifesciences Ltd. y Aurobindo Pharma Ltd. – para incrementar la disponibilidad de medicamentos en poblaciones subatendidas alrededor del mundo y añadir nuevos medicamentos al portafolio de la compañía.

La participación de los pacientes  en estudios clínicos es vital para el progreso de la investigación médica, por ello,  Pfizer inició una colaboración con la empresa Private Access, utilizando tecnologías que garantizan la confidencialidad de los pacientes involucrados en la terapias e incrementando el conocimiento derivado de estos estudios

2010

Pfizer logró consolidarse como la biofarmacéutica líder en México al ser la más diversificada, ofreciendo fármacos para la salud humana a partir de de productos como vacunas, biológicos, pequeñas moléculas y nutrición.