Skip directly to content

En la detección oportuna, cada minuto cuenta.

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

En algunas enfermedades importantes es posible detener el avance para evitar mayor daño al paciente; en otras incluso, puede existir la cura, salvando la vida de quien la padece. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es el tipo de cáncer más común entre las mujeres en todo el mundo con una representación de 16%. Se estima que tan solo en 2004 murieron 519,000 mujeres.

 

De acuerdo a la OMS, las tazas de supervivencia varían desde 40% hasta 80% alrededor del mundo. Por ello, cada vez son más fuertes e importantes las campañas de prevención dirigidas a las mujeres. A través de asociaciones, empresas responsables y de organismos internacionales, se hace especial hincapié en la importancia de la autoexploración y de la realización constante de estudios especializados, pues estas acciones se han convertido en herramientas que pueden salvar vidas. 

 

Mes con mes se recomienda la autoexploración visual y táctil. En esta examinación es importante observar la forma, tamaño, textura, color de piel y sensación. Si detectas algo fuera de lo común como dolor, ardor o zonas abultadas, es vital que acudas a tu médico.

 

La edad idónea para comenzar con los ejercicios de autoexploración es a partir de los 20 años, con una visita al ginecólogo una vez al año. Para personas mayores de 40 años, aparte de la autoexploración mensual, es recomendable realizarse mastografías cada 6 meses. De esta forma, se podría identificar la existencia de quistes en etapas tempranas que pudieran desencadenarse en cáncer de mamá.

 

La detección oportuna es vital para evitar que el cáncer avance en etapas más complejas de tratar. Existen 5 fases, siendo la última la más difícil. En esta etapa existe una gran posibilidad que el cáncer desarrolle metástasis (cuando las células cancerosas crecen hacia distintas partes del cuerpo como los pulmones, hígado, huesos o inclusive hasta el cerebro).  A pesar de que el cáncer de mama metastásico puede ser difícil de combatir, las mujeres que desarrollan este tipo de cáncer logran obtener una mejor calidad de vida.

 

Por lo anterior, en Pfizer nos unimos a la concientización en pro de la detección oportuna, para brindar apoyo a las mujeres que han sido recientemente diagnosticadas y para reconocer a todas aquellas que han logrado combatir victoriosas este padecimiento.

Calificar: 
Average: 4.5 (4 votes)