Skip directly to content

La importancia de crear una red de apoyo

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

Con la edad, las capacidades del ser humano se van transformando, actividades rutinarias de la vida diaria pueden, a veces, complicarse.

Cultivar amistades y mantenerse en contacto con otras personas disminuye el estrés, fortalece la seguridad personal e incrementa el bienestar y la salud mental.

De acuerdo con tu edad y condición de salud es posible que se presenten situaciones en las que necesitarás apoyo para:

  • preparar alimentos
  • hacer el súper u otro tipo de compras
  • ir a citas con el médico
  • limpiar y atender situaciones de la casa
  • revisar aspectos financieros y organizar documentos personales
  • aprender a enfrentar necesidades personales
  • mantener comunicación frecuente con familiares y amigos
  • superar el duelo o momentos difíciles
  • afrontar sentimientos de soledad, aislamiento y depresión
  • encontrar motivos para salir de casa

Recibir ayuda es más fácil de lo que piensas y trae beneficios sorprendentes.

Mantente conectado

Pedir ayuda es más sencillo cuando se trata de alguien a quien ya conoces, por lo que es importante formar parte de una red. Solicitar y obtener el apoyo que necesitas puede ayudarte a:

  • fortalecer tu autoestima y sentido de pertenencia
  • mejorar tu salud mental y bienestar en general

Organizar tu propia red es una forma de mantenerte conectado con otras personas, esto se logra manteniéndote en contacto regularmente con amigos, familiares y vecinos, de esta manera se apoyarán mutuamente cuando sea necesario.

Algunos consejos para lograrlo:

Mantente en contacto con gente afín a ti. Si vives solo, puedes establecer una hora de contacto diaria con alguien que está en tu misma circunstancia.

Conoce a tus vecinos.Recuerda ser un buen vecino.

No ignores las llamadas telefónicas o correos electrónicos. Es importante que la gente sepa que estás bien o que necesitas ayuda; pregunta cómo están los demás y si puedes, ayudalos.

Di gracias. Comunica a los demás cuánto significa para ti la ayuda que te brindan.

Escucha con atención. Todos tenemos asuntos que debemos enfrentar y, con frecuencia, puedes ayudar a otros simplemente escuchando.

Forma tu red

El lugar natural para empezar a buscar ayuda es, por supuesto, con tus familiares y amigos. Pero más allá de ellos, hay muchas formas de crear una red de apoyo; por ejemplo a través de:

  • trabajo voluntario
  • organizaciones religiosas
  • servicios comunitarios
  • las personas que proporcionan cuidados relacionados con la salud
  • servicios hospitalarios ambulatorios
  • trabajo voluntario en hospitales o servicios de salud
  • grupos de jubilados
  • colegas de trabajo (actuales o previos)
  • búsquedas en internet, incluyendo grupos de apoyo en línea
  • clubes de juego, diversión o deportes en áreas de tu interés

Cuando cuentas con una red de apoyo, te sientes bien por el simple hecho de saber que hay alguien que te puede ayudar - aún cuando no lo necesites - y que tú también estás allí para los demás.

 


Referencias

Clínica Mayo, Manejo del Estrés, http://www.mayoclinic.com/health/social-support/SR00033

 

 
Calificar: 
Average: 3.9 (8 votes)