Skip directly to content

350 millones de personas tienen una enfermedad rara, sólo 5% de ellas cuenta con tratamiento

Tamaño del texto
ImprimirImprimir

 

 

Desde hace dos décadas Pfizer impulsa la innovación en investigación en torno al desarrollo de nuevas moléculas, y trabaja a través de sus áreas corporativas especiales programas de apoyo a pacientes, con el fin de mejorar la atención y el diagnóstico, y brindar opciones terapéuticas a los afectados por alguna de las 7 mil enfermedades raras[1] que ha contabilizado la ciencia médica.

De acuerdo con Global Genes, una de las organizaciones de defensa de los pacientes con enfermedades raras líderes en el mundo, existen 350 millones de personas en el planeta que viven con uno de estos padecimientos1, sin embargo, sólo 5% de los afectados tiene acceso a tratamiento[2].

Ante este panorama, María Elena Rubio Borja, Gerente Médico de Enfermedades Raras para Pfizer México, indicó que el laboratorio está comprometido con la atención al paciente, por ello, “contamos con 30 moléculas innovadoras que están en proceso de desarrollo, no obstante, siete de ellas ya están en la fase de registro para su posterior lanzamiento, lo que nos permitirá ofrecer oportunidades a las personas afectadas por estos padecimientos.”

Además, dada la cantidad de enfermedades raras que hay en el mundo, es fundamental que los pacientes y sus familias “cuenten con mejores opciones de terapias innovadoras, pero también es esencial que se fomente el diagnóstico temprano, al tiempo de sumar voluntades para la atención integral de los pacientes”, precisó Rubio Borja quien también destacó la sólida aportación de la biofarmacéutica neoyorquina al conocimiento y tratamiento de estos padecimientos con la difusión y educación médica que logran gracias a su enfoque único para abordar las tareas de investigación y desarrollo.

Con el fin de desarrollar los tratamientos más innovadores, Pfizer emplea un enfoque doble para abordar el manejo de las enfermedades raras. El primero hace referencia a la conducción de la enfermedad en el corto plazo para ayudar a que los pacientes puedan manejar el padecimiento de manera más eficaz y, en consecuencia, mejorar rápidamente su calidad de vida. El segundo enfoque es la corrección de la enfermedad en el largo plazo, analizando sus causas subyacentes y consolidando información que sirva de consulta científica.

Calificar: 
Average: 5 (2 votes)